Las palabras clave, o keywords, suelen ser una palabra o conjunto de palabras que resume el tema del que va a tratar el contenido de tu web corporativa.

Resulta muy importante saber elegir bien las palabras clave. Google identificará tu web gracias a ellas, y serán las mismas con las que el usuario realizará una búsqueda.

  • Las palabras clave serán las que definan y resuman tu negocio, página web o blog.
  • Los usuarios hacen búsquedas en Google, u otros buscadores, escribiendo determinadas palabras clave en función de lo que están buscando.
  • Tu empresa deberá aparecer en los resultados de búsqueda de los consumidores que busquen exactamente lo que tú ofreces.

 

¿Puedo elegir cualquier palabra clave?

Sí, puedes elegir cualquier palabra clave que consideres, siempre y cuando esté relacionada con el contenido de tu página web o blog.

Justo en ese momento se genera “una guerra” con tus competidores. Es posible que muchas empresas de tu sector estén utilizando también esas palabras clave, por lo que tendrás que generar contenido más atractivo y con mayor relevancia para que los usuarios hagan clic en tu página web.

 

¿Cómo escoger las mejores palabras clave para tu negocio?

Es muy importante que sepas que no se puede abusar de las palabras clave. Los motores de búsqueda están diseñados también para detectar contenido de baja calidad derivado de un uso excesivo de palabras clave.

El denominado Keyword stuffing consiste en utilizar términos de búsqueda de manera excesiva. Al aumentar la cantidad de estas palabras, los motores de Google lo reconocen inmediatamente y lo penalizan como spam. Por lo tanto, debemos tener mucho cuidado con el contenido que generemos.

Nuestras palabras clave tienen que estar siempre en concordancia con el contenido de nuestra web o blog y deben estar alineadas en cantidad. No debemos quedarnos cortos en keywords, pero tampoco podemos pasarnos. Hay que encontrar siempre el equilibrio.

Para conocer las palabras clave que más concuerdan con tu negocio, deberás saber qué tiene tu empresa que la diferencie del resto. Aquello que defina tu actividad y responda a la pregunta ‘¿a qué te dedicas?’.

Esta definición deberá ser completa. Concreta lo máximo posible y no establezcas términos muy genéricos. Debes tener en cuenta que las palabras que elijas serán las mismas por las que tus clientes te buscarán. Piensa como lo harían ellos.

Te dejamos algunas ideas para que sepas cómo hacerlo.

¿Eres mecánico y tu negocio está en Madrid? Revisa estos ejemplos de palabras clave que podrían servir para tu negocio:

“Mecánico Madrid”, “Mejores mecánicos en Madrid”, “Mecánico en Madrid”, “Mecánico de Madrid”, “Mejor mecánico Madrid”, “Mecánico de coches”, “Mecánico de motos”, “Taller coches”, “Taller mecánico”, “Taller coches Madrid”, “Taller automóvil”, “Mejores talleres de Madrid”.

Y así con todos los negocios. Recuerda ser muy específico en tu selección de palabras. Deberás escoger aquellas que definan la actividad que estás desempeñando. Ten en cuenta que cuanto más concreto seas, mejor para Google.

 

¿Cómo puedo posicionar mi negocio?

Actualmente, existen muchísimas empresas de posicionamiento web. Los expertos en posicionamiento SEO establecerán las mejores palabras clave que concuerden con tu negocio, y harán aumentar tu visibilidad en Internet.

Recuerda que incrementar el tráfico de tu web o posicionar tu negocio en las primeras posiciones de búsqueda no es una tarea sencilla. No obtendrás resultados inmediatos, pero sí serán eficaces.

Debes tener en cuenta que la importancia del SEO no reside tan solo en tu página web. Tendrás que tener controladas tus redes sociales, así como tu blog. Estos tres factores serán los que ayudarán a incrementar tu posicionamiento.

Establece una buena estrategia de redes sociales y genera contenido relevante en tu blog. Los usuarios están deseando leer post que respondan a muchas de sus preguntas o curiosidades. Echa un vistazo a nuestro post sobre cómo redactar un buen contenido para SEO. Estas herramientas ayudarán a tu posicionamiento de manera positiva.

Si aún con estos consejos no te has convencido, te interesará saber que existe una opción de pago para destacar en los buscadores.

 

¿Has escuchado alguna vez hablar de SEM?

Consiste en un método de posicionamiento pagado que te hará destacar en los buscadores, de una manera muy rápida y efectiva.

Este tipo de estrategia se conoce como Posicionamiento SEM. Consiste en destacar tu sitio web colocando un distintivo debajo del título con la palabra “anuncio”. Cada vez que veas resultados de búsqueda con esta palabra, podrás saber que se trata de un anuncio pagado.

El SEM te facilitará aparecer en el apartado de anuncios que aparece dentro de los resultados de los buscadores, tanto al principio como al final, mientras se pague por ello. ¡Pero ojo! Una vez que ya no se invierta dinero en esta estrategia, tu anuncio volverá a las posiciones donde se encontraba anteriormente.

Google dará prioridad al contenido que necesitan ver los usuarios, y ordenará por relevancia aquellos que considere más importante para ellos. Es decir, si estamos en el foco de atención de los consumidores, Google nos premiará y ayudará a que tengamos más tráfico web. De lo contrario, nuestra página aparecerá en posiciones inferiores del buscador.

 

¿Te has parado a pensar cómo se organizan los buscadores?

Los buscadores de Internet suelen presentar la siguiente estructura:

  • Al principio aparecerán anuncios SEM que Google considere más relevantes. Como sabes, se diferenciarán del resto de sitios web por su distintivo “anuncio” debajo del título.
  • Debajo de ellos aparecerán los resultados que coincidan con la búsqueda que el usuario haya hecho, destacando orgánicamente y sin pagar por ello. (Posicionamiento SEO).
  • En las posiciones más inferiores de la página de resultados pueden volver a aparecer anuncios SEM. El orden de ellos dependerá de la importancia que tenga ese contenido para los usuarios y la prioridad que Google quiera darle.

Como habrás visto, establecer una estrategia de posicionamiento aporta un valor diferencial a tu negocio. Los clientes comenzarán a buscarte y te conocerán en profundidad. Tendrás la posibilidad de captar clientes nuevos y abrirte a aquellos que aún no te conocían.

Recuerda ofrecer siempre el mayor valor posible para tus clientes y dar respuesta a todas las necesidades que tengan. Tu negocio se puede convertir en una solución para muchas personas.